CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

miércoles, 2 de julio de 2008

Trucos para encontrar empleo

Fin de clases. Los recién licenciados y los estudiantes de cuarto y quinto de carrera están en estos momentos moviéndose para conseguir un puesto de trabajo. Algunos para el verano; otros para roturar su futuro. ¿Consejos? Primero: hay que armarse de unos instrumentos de trabajo que cuestan menos de cinco euros. Un bolígrafo azul y otro rojo. Y un cuaderno. Eso servirá para llevar una bitácora de vuelo, como el capitán Kirk del USS Enterprise. A continuación, elaborar una lista de las empresas donde nos gustaría trabajar.Anotar el nombre con boli azul seguido del número de teléfono correspondiente. El boli rojo es para anotar las llamadas realizadas, los CV enviados o los mails que hemos cursado. Y dejar un buen espacio entre cada empresa para que no se apelotonen las anotaciones.Agote todas las posibilidades: anuncios en las páginas salmón del domingo, los amigos de nuestros amigos, familiares Recuerde que siempre se están creando puestos de trabajo. Lo importante es saber dónde.


El curriculum. Los que no tienen experiencia lo suelen hinchar demasiado. Y los que han trabajado en un montón de sitios y están seguros de su valor, apenas usan un folio. Lo mejor es resumirlo en un folio. Ahí tiene que estar todo concentrado porque los reclutadores no se toman mucho tiempo para mimarnos. Hay que presentar en primer lugar los estudios que se hayan realizado, los seminarios, las prácticas, los cursillos y todo lo que pueda servir para demostrar que hemos sido personas activas. Atención inexpertos: no valen las obras de teatro, las noches que hemos trabajado como canguros, las excursiones a la sierra, ni los cursos de esquí. Eso, fuera. (Ver modelos en http://comunicacion.infojobs.net/)


Y llegamos a los idiomas. Todos solemos mentir. Detrás de la palabra inglés ponemos «medio alto». Por alguna razón desconocida siempre es «medio alto». A veces se añaden estancias en verano en Irlanda, pero nadie dice que fuimos con un grupo de amigos para beber cerveza Guinness y ligar. O sea, de inglés, nada.Pero como somos unos temerarios, ponemos medio alto ya que sospechamos que el reclutador también se fue a Irlanda de joven y sólo aprendió a decir «biir, plis», y que sabe menos que nosotros. Pues bien, aun así es un error porque el reclutador hará unas cuantas preguntas que aprendió en la academia Berlitz y que nos pueden poner en un compromiso. Por favor, con los idiomas mejor no mentir. Conocí a un tipo temerario que puso en su curriculum que además de inglés sabía serbo-croata. ¿Pero tú sabes hablar ese idioma?, pregunté.Y me respondió que la posibilidad de que su reclutador le hiciera preguntas en este idioma era tan pequeña, que valía la pena esa mentirijilla. No recomendable.


Luego, hay que hacer un listado de nuestra experiencia, en caso de que la tengamos, desde el puesto más reciente. Al grano, por favor. Las preguntas ya llegarán en la entrevista personal y se trata de presentar una radiografía rápida de nuestra vida.¿Añadimos foto? Ojo, si estuviéramos en Estados Unidos, la norma es nunca enviar foto. Si a usted se le ocurre enviar su foto en un CV a una empresa de EEUU, va a ser descartado inmediatamente porque en ese país se piensa que no se debe discriminar a nadie por su aspecto físico, por su raza o por su color del cabello y si un reclutador toma en cuenta un CV con foto, puede ser despedido.En España todavía no hemos llegado a esas manías.


Sigamos. El CV se puede enviar a Infojobs, a Monster, a Infoempleo, a Laboris o a cualquier empresa de búsqueda de trabajo online.¿Y eso funciona? Les aseguro que sí. Pero deben ajustar bien su campo de acción porque si, por ejemplo, buscan empleo en el mundo de internet y no acotan sus skills pueden recibir las siguientes ofertas: webmaster; experto en lenguaje Java; websurfer; demandamos un técnico en html; un SQL Server; un experto en ITIL; freelance en MOC, implementador de ISA Server 2004 de Microsoft; expertos en SOA; Voz sobre IP; junior en Web 2.0 y Enterprise 2.0.


Juro que todo esto es verdad porque lo he visto con mis ojitos.A veces, hay que hacer alguna llamada de teléfono para asegurarnos de que ha llegado bien el CV pero siempre topamos con la secretaria hueso. Pues bien, hasta esas personas tienen su corazoncito y sólo es cuestión de entrar por la vía emocional. Un buen truco consiste en respetar el trabajo de las secretarias diciéndoles por teléfono: «Señorita, sé que su trabajo consiste en cuidar la agenda del jefe y en filtrar llamadas, pero no me gustaría que después del esfuerzo que he hecho para llegar hasta aquí, mi CV pasara desapercibido. ¿Podría decirme si el señor Durán lo ha recibido?».


Si la respuesta es «le llamaremos» hay que aprenderse el nombre de la secretaria. Días después, la conversación puede comenzar así. «Hola Elvira, ¿se acuerda de mí? Soy la persona que envió el CV». A Elvira le encantará que la tratemos por su nombre, no como un contestador.


Cuando llega, por fin, la entrevista personal, existen ciertas normas de etiqueta que olvida mucha gente: hay que vestir de forma adecuada. Las mujeres, sin demasiado escote y sin colores chillones. Los hombres, en traje bien cortado (los bajos, por favor) y la corbata bien anudada. Lo ideal es elegir una prenda con la que nos sintamos cómodos. Ya se sabe: somos nuestros envoltorios.


Consejos: ponga una pierna sobre la otra o rectas. No las cruce en un ángulo de 90 grados porque eso significa bloqueo. Tampoco cruce los brazos ni se apoye en la mesa de su entrevistador.Mire a los ojos, o a la nariz, en caso de que sea tímido. Mueva las manos como Barack Obama, y tenga las palmas siempre abiertas y a la vista. Estudie la empresa a fondo, y cuando le digan si tiene alguna duda, pregunte sobre la expansión futura. No cometa el error de preguntar a qué hora se entra o se sale, porque usted es una persona llena de ilusión. Muéstrese entusiasta. Ensaye sonrisas en el espejo el día anterior y estreche la mano con firmeza. El puesto será suyo.

Carlos Salas


No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi