CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

jueves, 2 de abril de 2009

Dos alcaldesas ourensanas abrieron desde Galicia el camino a la paridad

Mañana se cumplen tres décadas de la celebración de los primeros comicios municipales democráticos, tras el régimen de Franco. Las regidoras de Ramirás y San Cibrao tienen desde entonces el bastón de mando en sus manos. Son punta de lanza femenina en un mundo de hombres.

Elisa Nogueira Méndez, mandataria de San Cibrao das Viñas (Ourense)
"Lo que prometo en elecciones, lo cumplo"

- ¿Cómo fue su bautismo en el mundo de la política?
- Mi partido, entonces AP, había tenido malos resultados en la generales y me pidieron en 1979 que encabezara la candidatura. Acepté y salí elegida. En la corporación era la única mujer y recuerdo que al principio me temblaban las piernas. Pero a base de rodaje se aprende.
- ¿Cambió la forma de hacer política desde entonces?
- Cambió muchísimo. Antes había muchos partidos, la política estaba más atomizada y ahora se encuentra más asentada en el bipartidismo. En aquella época los gobiernos municipales pintábamos poco y el presupuesto que teníamos era mínimo. Poco a poco, la cosa fue cambiando y conseguimos algo de poder y financiación, que nos permitió dotar al municipio de servicios e infraestructuras básicas hasta llegar a tener tres piscinas.
- ¿De qué está más satisfecha desde que ocupa la alcaldía?
- De estar al lado de la gente, de mis convecinos y de su respaldo electoral. De que todo lo que he prometido en las elecciones lo cumplo. Estoy muy satisfecha de representar al pueblo donde nací y donde vivo.
- ¿Ha pensado en dejar la actividad política?
- Mire, el hombre propone y Dios dispone, por lo que ya se verá. Así que de momento seguimos aquí trabajando por el municipio, que para eso estamos y salimos elegidos.
- ¿Qué proyecto le gustaría ver hecho antes de dejar su cargo?
- Siempre hay necesidades en los municipios pequeños y tenemos que priorizar las obras. No obstante, me gustaría ver en funcionamiento un centro de día para mayores, un proyecto en el que estamos trabajando y que es muy necesario.

María Pilar Otilia López García, alcaldesa de Ramirás (Ourense)
"El gobernador civil me nombró regidora"

- ¿Cómo llegó a la política una maestra rural como usted?
- Un poco por obligación, ya que fui nombrada por el Gobernador Civil. Antes, en 1975, cuando empecé, las cosas no eran como ahora. No había nada, ni despacho teníamos los alcaldes para hablar con la gente.
- Cambiaron mucho las cosas en tres décadas, ¿no?
- Desde luego. De no tener servicios básicos e infraestructuras, a base de mucho esfuerzo y de pedir ayudas aquí y allá hemos dotado al municipio de los servicios básicos y otras mejoras para dar mayor calidad de vida a los vecinos. Ahora estamos luchando contra la barrera de las nuevas tecnologías, la banda ancha, la TDT...
- ¿Después de treinta años al frente del municipio, no está cansada de la política?
- En absoluto. Me gusta lo que hago. Trabajar por mis convecinos, por el municipio, es una ocupación que me reporta más satisfacciones que rabietas.
- ¿De qué obra está más satisfecha y cuál es el peor recuerdo de su vida como alcaldesa?
- La construcción del colegio y el nuevo consistorio son las obras que me producen mayor satisfacción. Los malos recuerdos prefiero no traerlos a la memoria. Tuve uno que me ocurrió, precisamente, por ser mujer, pero ya está olvidado.
- ¿Y por ser mujer se sintió alguna vez discriminada en su función de regidora?
- Nunca me sentí discriminada en ese aspecto. No soy feminista, pero defiendo que se valore a los personas por su capacidad.
- ¿Repetirá o piensa abandonar en los próximas municipales?
- De momento estamos en el ecuador del mandato y seguimos en la brecha, peleando. Más adelante ya se verá.

Fuente: El Correo Gallego, 01.04.2009

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi