CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

sábado, 13 de diciembre de 2008

"El calentamiento no existe, es sólo una teoría discutible" VÁCLAV KLAUS, presidente de la República Checa

Frente a las conclusiones establecidas por los más de 2.500 científicos de la ONU sobre la gravedad del calentamiento global, el líder del próximo país que presidirá la UE considera que el cambio climático es una «hipótesis floja»

Pregunta.- Usted cuestiona que el cambio climático se deba a la emisión de gases contaminantes. Sin embargo, en su último informe, los más de 2.500 científicos del panel de la ONU (IPCC) han establecido que el calentamiento global se debe a esta causa. ¿En qué se basa para rechazar esta conclusión?
Respuesta.- No es cierto que exista un consenso sobre esta cuestión. El IPCC es sólo un grupo de científicos, y la mayoría de ellos son burócratas de la ciencia más que investigadores serios. En la verdadera comunidad científica, si uno lee las revistas especializadas, existe un debate muy vivo sobre este tema.

P.- Me resulta muy chocante su respuesta, ya que el método de trabajo del IPCC es precisamente revisar toda la evidencia científica que publican las revistas especializadas más prestigiosas y rigurosas.
R.- No soy el único que se opone al IPCC, hay muchos científicos serios que se quejan de que sus trabajos nunca son mencionados y valorados en estos informes oficiales. El IPCC representa sólo una parte de la comunidad científica que ha aceptado un paradigma, y dedica todos sus esfuerzos a mantener intacta esa teoría y a defenderla de cualquier crítica. Comprendo sus motivaciones, pero la realidad es muchísimo más compleja.

P.- ¿Cree que el IPCC es un organismo más político que científico?
R.- Me parece evidente que sus motivaciones son sobre todo políticas. En septiembre del año pasado, en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático que tuvo lugar en Nueva York, propuse la creación de un grupo paralelo de científicos para que se escuchen las opiniones de quienes discrepan de la línea del IPCC. Sin embargo, la idea fue rechazada porque los guardianes de esta ortodoxia temen que se demuestre que no poseen el monopolio de la verdad.

P.- Al menos me reconocerá que sus tesis chocan frontalmente con la opinión mayoritaria actual de la comunidad científica.
R.- No es cierto. Creo que la tesis dominante de la ciencia actual es mucho más debil que la que nos presentan los informes del IPCC. Lo que el IPCC presenta como verdades establecidas son en realidad hipótesis muy flojas llenas de incertidumbres.

P.- En su libro, también presenta el debate sobre el cambio climático como una pugna entre socialistas verdes y liberales escépticos. Pero la realidad es que todos los principales líderes de la derecha europea, como Sarkozy y Merkel, son abanderados convencidos de la lucha contra el cambio climático.
R.- Bueno, no me gustaría entrar en un debate ideológico, pero la realidad es que las figuras que me acaba de citar no son auténticos liberales. En todo caso, tampoco pretendo plantear el tema del cambio climático como un debate simple entre la izquierda y la derecha. Es un tema mucho más complejo.

P.- ¿Qué le parece el objetivo que se ha marcado la UE para reducir las emisiones de CO2 un 20% antes de 2020?
R.- No necesitamos estas reducciones para nada, podemos seguir adelante sin tomar este tipo de medidas radicales que son totalmente innecesarias.

P.- Pero entonces, ¿qué hacemos? ¿Sencillamente nos quedamos con los brazos cruzados ante el problema?
R.- Si aceptas que existe un calentamiento global y que está provocado por el ser humano, entonces lo lógico es buscar soluciones, pero yo creo que el cambio climático no existe. No es más que una teoría muy discutible, así que no hace falta introducir cambios radicales que impliquen una represión de la libertad y un frenazo al desarrollo económico y a nuestra prosperidad futura.

P.- ¿Ha visto el documental de Al Gore? ¿Qué le parece?
R.- No lo he visto, pero sé lo que dice y es una locura absoluta. Todo el mundo se ha dado cuenta de eso.

P.- Sin embargo, le han dado el Nobel de la Paz junto al presidente del IPCC, Rajendra Pachauri.
R.- El Nobel de la Paz es un premio que no me merece ningún respeto, no significa nada. De hecho, creo que es fundamental para el futuro de la Humanidad que personajes como Al Gore y Pachauri no ganen el debate alocado del cambio climático.

Fuente: El Mundo, 26.10.2008

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi