CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

jueves, 26 de marzo de 2009

Inquietante Pachi Vázquez

Uno de los fundamentos de la democracia es el respeto a las decisiones de los ciudadanos cuando optan mayoritariamente por una fuerza política. El voto de los ciudadanos es la sanción definitiva para la designación del grupo que debe asumir el poder. El voto del ciudadano debe ser emitido con todas las garantías y debe ser respetado por todos los políticos, porque el respeto a su voto es el respeto a quien lo ha emitido. Y si un político descalifica la decisión de las urnas, está mostrando la poca consideración que le merecen los ciudadanos.

Todo esto viene a cuento del peligro que encierran las declaraciones del posible nuevo líder del Partido de los Socialistas de Galicia, Manuel Pachi Vázquez. Es intranquilizador oír que Galicia no se merece un Gobierno salido de la decisión de los gallegos en las urnas. Estas declaraciones encierran en sí una falta de aceptación de las reglas de la democracia. Y, lo que es peor, suenan a desprecio por la decisión de la mayoría de los gallegos. Es muy importante que el aspirante a líder del PSdeG-PSOE se muestre como un demócrata, respetuoso con las decisiones de la mayoría. Las urnas han decidido. Hay una fuerza mayoritaria. Un grupo político al que los gallegos le han adjudicado la mitad más uno de los escaños de la Cámara. Está a mucha distancia de cualquiera de las otras fuerzas políticas. Todo lo que se diga para descalificar al PP, ganador de las elecciones, es una descalificación de la mayoría de los gallegos.

Es intranquilizador que un aspirante a líder de la oposición diga que las elecciones se ganaron con mentiras y con engaños. Es como decir que los gallegos tenemos una capacidad intelectual muy escasa y que se nos puede engañar con mentiras. El asunto no deja de ser curioso, porque tal vez la Xunta de la que formaba parte el aspirante a líder socialista ha perdido apoyo social por las mentiras, por creerse que al gallego se le podía engañar o manipular diciéndole una cosa y haciendo la contraria, como con las promesas de ayudas a la dependencia que nunca llegaban o con los anuncios de que la crisis no nos afectaba. Se olvidaron de que -parafraseando a aquella señora que fue a un mitin de Quintana en contra de su voluntad-«somos gallegos, pero no somos tontos».

El PSdeG-PSOE necesita encontrar un líder serio, con principios asentados en su historia personal, que no sea reconvertido, que sepa respetar las reglas de juego, que esté convencido de que no vale todo en política y, sobre todo, convencido de que el pueblo es soberano.

Arturo Maneiro
Fuente: La Voz de Galicia, 26.03.2009

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi