CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

martes, 14 de octubre de 2008

Noam Chomsky "Nadie sabe lo grave que llegará a ser la actual crisis"

A punto de cumplir 80 años, Noam Chomsky es el gran gurú de la izquierda estadounidense y quizá el pensador radical más influyente del mundo. Considerado uno de los más importantes lingüistas del siglo XX, profesor emérito en esta materia en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), analista y activista político, es uno de los mayores críticos de la política exterior de la Administración Bush, que analiza en su último libro publicado en España, Lo que decimos se hace (Península). Es autor de obras como Cómo se reparte la tarta (Icaria), Actos de agresión (Crítica) y Hegemonía o supervivencia (Ediciones B). En esta entrevista concedida a La Voz analiza las consecuencias de la crisis que considera de «la liberalización financiera», no del capitalismo liberal.

-¿Cree que esta crisis supone el fin del capitalismo liberal tal y como lo hemos conocido hasta ahora?

-Realmente yo no creo que el capitalismo liberal haya comenzado nunca, por lo que no puede haberse terminado. En Estados Unidos, por ejemplo, la economía depende en gran medida del dinámico sector estatal de innovación y desarrollo para la socialización de los costes y los riesgos y la privatización de los beneficios. Buenos ejemplos de ello son los ordenadores e Internet, pero es mucho más amplio. Lo que podemos preguntarnos es si la liberalización financiera de los últimos 30 años se ha acabado. Esto es probablemente cierto, al menos en algunos aspectos, aunque creo que será modificada y regulada, no terminará; y sus efectos negativos es probable que persistan en formas algo diferentes.

-¿Es tan importante esta crisis para el capitalismo como lo fue la caída del Muro de Berlín para el comunismo?

-Esa fue una observación de Josep Stiglitz, que no es una voz que se pueda desestimar a la ligera, Como ya he dicho, yo creo que estamos ante una crisis de la liberalización financiera y nadie sabe cuán grave llegará a ser.

-¿Nos encontramos ante el principio del final de la hegemonía de Estados Unidos?

-No lo creo. Estados Unidos tiene enormes ventajas. En cuanto a poder militar, probablemente supera a todo el resto del mundo junto. Es el único país que tiene un sistema militar en todo el mundo. Esta más o menos emparejado económicamente con Europa, pero al contrario de Europa es homogéneo y unificado. Se habla mucho de que China y la India se están convirtiendo en centros principales del poder mundial. Creo que es exagerado. Tienen enormes problemas internos. Un ejemplo lo da el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas. China está en el puesto 75 y la India en torno al 125, sin cambios en los últimos 15 años. Yo no veo ningún desafío realista al dominio estadounidense en un futuro previsible.

-¿Ha comenzado ya una era multipolar?

-Durante más de 30 años, el sistema global ha sido tripolar: América del Norte, Europa y Asia del Nordeste, que se ha extendido ahora al sur y el sudeste también. Hoy el mundo se está haciendo cada vez más diverso y el poder se está difundiendo en cierta medida: los recientes acontecimientos en América Latina son bastante llamativos a este respecto. Las reservas financieras se han trasladando sustancialmente a Asia y los países productores de petróleo del Golfo. No creo que podamos decir que la edad multipolar sea nueva, pero sí que está adoptando nuevas y complejas formas.


E. Clemente

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi