CANAL DE PRÓXIMOS POLITÓLOGOS

sábado, 4 de octubre de 2008

"No hay forma de obligar a un congresista a votar algo porque depende de sus electores"

Robert Shapiro es profesor de Ciencia Política en la Universidad de Columbia y director del Instituto para la Investigación Social y Económica de la Política. De joven estudió casi tantas matemáticas como política, lo cual ahora le convierte en un observador técnico y certero del proceso electoral. Vota a los demócratas y se mudó hace tres años a vivir frente a la Zona Cero. Por optimismo y fe en el futuro.

-¿Le sorprendió que la Cámara de Representantes rechazara el plan de rescate?
-Sí, me quedé muy sorprendido. Se esperaba rebeldía en las filas republicanas pero no tanta. Y, sobre todo, yo no esperaba que la presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, no sólo no fuera capaz de reunir los votos necesarios dentro de su propio partido, sino que se metiera en esto sin tener la seguridad de que los votos salían. Si no los tenía, debió retrasar la votación.

-¿Y errores de cálculo aparte, usted a qué atribuye lo que pasó?
-En parte a que en los últimos tiempos vivimos una recarga ideológica de los dos partidos, las posiciones son más fuertes. Ideológicamente, el plan es muy duro de tragar para los republicanos más conservadores. No soportan la idea de que el Gobierno se involucre tanto en la economía.

-En cambio, para los demócratas esa es una buena noticia. ¿Por eso Obama está dispuesto a apoyar un plan tan duro, para conquistar un poder político sin precedentes sobre los mercados?
-Ese es el rol que corresponde a los demócratas, sí: defender el control político de la economía. Ser demócrata es querer que el Gobierno se haga responsable de esta clase de problemas. Por supuesto, el Gobierno tiene que asegurarse de resolver esto de la manera más limpia posible, que los culpables de la crisis sean castigados o que por lo menos no se vean recompensados.

-Volviendo a la votación en sí, en España semejante indisciplina de voto es casi impensable. ¿Por qué los miembros del Congreso norteamericano son más libres de desobedecer a sus partidos?
-Aquí los candidatos al Congreso no se eligen en listas cerradas a escala nacional, como en España. Es justo al revés, cada candidato que decide competir en las primarias necesita el apoyo local, tanto de su electorado como de su partido, para imponerse nacionalmente.

-Con lo cual, si decide no votar algo, la dirección nacional no tiene manera de forzarle.
-No, no hay forma de obligarle porque depende de sus apoyos a nivel local para conservar el escaño. Si estos entran en contradicción con la consigna nacional, el dilema está claro, en favor de sus electores.

-¿Qué sistema le parece mejor?
-Buena pregunta. Hay argumentos a favor de los dos. Nuestro sistema favorece la libre expresión de lo más concreto, pero hace mucho más difícil la articulación de mayorías y coaliciones en tiempos de crisis.

-¿Qué es más grave ahora, la crisis económica o la política?
-Políticamente es muy grave la crisis de liderazgo, la falta de autoridad, la incapacidad de conseguir el apoyo dentro del propio partido. Es grave incluso tratándose de un presidente saliente, lo que aquí se llama un «lame duck» (pato cojo).

-¿Y cómo ve los liderazgos de Obama y de McCain?
-Por lo menos ellos tienen la excusa de no ser presidentes aún, sólo candidatos a serlo. Aún así, yo creo que ha habido errores. Por ejemplo, me pareció un error serio de McCain el decir que se quedaba en Washington para tratar de ejercer presión política a favor del plan. Cuando su sitio para hacer eso, ahora, es el Senado. Allí es donde tiene que actuar.

-¿Siente usted que el país se enfrenta a esta crisis descabezado?
-Estamos cerca de eso, sí. El nivel de confianza es muy bajo. Incluso si este plan de rescate económico funciona, hay muchas dudas.

-¿Quién cree usted que será el próximo presidente?
-La respuesta podría cambiar en sólo unos días. Estas elecciones van a ser muy reñidas, y que la campaña electoral va a tener hasta el final mucha importancia. Pero en estos momentos, mi pronóstico sería que, aunque sea por un margen muy estrecho, va a ganar Obama.

Anna Grau
ABC 02.10.2008

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi